YOGA en familia

Imagen1

¿JUGAMOS A YOGA JUNT@S?

Nombra actividades para la familia en las que todas las personas participen y se diviertan, mientras mejoran el vínculo familiar y aprenden a conocerse y respetarse mutuamente… 1, 2, 3, responda otra vez… tic, tac, tic, tac…

Lo habitual es apuntar a los niños y niñas a alguna actividad, llevarles, hacer recados y luego recogerles. O apuntarse a un gimnasio con guardería para poder encontrar algo de tiempo para nosotros/as, en el caso de las personas adultas.

Afortunadamente cada vez encontramos más actividades para compartir con nuestras hijas e hijos; una de ellas es el yoga en familia.

En las sesiones de yoga en familia se crea un espacio de confianza para toda la familia y se ofrecen distintos juegos y dinámicas, teniendo en cuenta las diferentes necesidades de niños y adultas. Se facilita un ambiente de juego relajado donde podemos observarnos y aprender junt@s, conocer y respetar nuestro cuerpo y el de las demás personas, y sobre todo, donde nos cuidamos, nos mimamos y reforzamos nuestros lazos afectivos.

El yoga en familia ofrece una oportunidad a las y los adultos de observar cómo su hijo/a aprende y cómo se relaciona con el grupo, y para los niños y niñas es muy gratificante observar a sus familiares en el rol de aprendices e incluso ser quienes enseñan a sus padres y madres.

Pasar tiempo junt@s, disfrutando de una actividad sana y divertida, es un gran regalo que podemos hacer a nuestros peques y a nosotros y nosotras mismas.